Elefantes en la oscuridad

Éranse tres ciegos que se reunieron un día para examinar un elefante.

El primero tocó una pata del elefante y dijo: “El elefante es como una columna.”

El segundo palpó la trompa y dijo: “Este animal es como una manguera.”

El tercer ciego tanteó una oreja del elefante y dijo que era como un gran abanico.

A continuación se pusieron a discutir sobre ello.

Un hombre que pasaba por allí les preguntó cuál era el motivo de su disputa.

Ellos se lo explicaron y le rogaron que hiciera de juez en aquel asunto.

El hombre afirmó: “Ninguno de vosotros ha visto bien el elefante.

Si no teneis en cuenta la totalidad, no podeis asir la verdad.”

 

Anónimo.

Extraído de Elephants in the dark, Thomas Clements, 1998.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s